Salcoholic

Buenas noches a tod@s!

Hoy os quiero hablar del abuso de la sal, por ello este título, salcoholic. Porqué hay gente que le echa sal a todo, cómo si no hubiera un mañana.

¿Pero por qué criticamos tanto a este pobre mineral? Pues de pobre tiene más bien poco, es el responsable de muchas de las enfermedades cardiovasculares, entre ellas la hipertensión, sin olvidarnos del ictus y los infartos.

Evitar y /o reducir su consumo es de gran importancia puesto que las enfermedades cardiovasculares están en el top ten, con esto quiero decir que son concretamente la segunda causa de muerte a nivel mundial según indica la OMS, la cual recomienda no sobrepasar los 5 gramos de sal diarios.

¿Entonces si resulta tan sencillo evitarla, por qué seguimos consumiéndola en grandes cantidades sin prestar atención a las etiquetas de los productos que compramos? Hay que tener en cuenta que la sal no es solo la visible, siendo esta la que yo adiciono a mis platos, también está presente en conservas, galletas, bollería industrial y un sinfín de productos. Es por ello que hay que leer un poquito más cuando vayamos a hacer la compra.

Las especias, hierbas aromáticas, el limón y el ajo pueden ser buenas alternativas para sustituir a la sal. También existe el gomasio, aunque hay que pedirlo sin sal. Es básicamente sésamo y se puede encontrar en herboristerias.

Os dejo un enlance muy interesante del plan cuídate más:

http://www.plancuidatemas.aesan.msssi.gob.es/conocelasal/riesgo-por-exceso.htm

4 Respostes a “Salcoholic”

  1. Me gusta mucho tu blog, espero que sigas publicando más cosas porque esta muy bien explicado y me va a ayudar a concienciarme un poco más de que tengo que cambiar de hábitos en mi dieta.

    1. Muchas gracias, un placer ayudaros a llevar una vida más sana y lo que es más importante enseñar a la población a adquirir hábitos saludables.

      Iréis viendo que las dietas tienen los días contados, se trata de adquirir hábitos que perduren en el tiempo, porqué hacer una dieta y volver a la vida que llevábamos nos hace caer de nuevo.

      Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *