Sal: ¡Calcula tu consumo!

En este post vamos a seguir hablando de sal, no es que quiera ser repetitiva, pero considero que es importante conocer si estamos tomándola conscientemente o si por el contrario estamos haciendo un abuso.

¿Eres de los que echa sal a todo? O en cambio, no usas la sal de mesa para nada pero ¿desconoces que hay SAL INVISIBLE u OCULTA en muchos de los alimentos que adquieres, mayoritariamente procesados?

Veamos en qué alimentos la encontramos y hasta el momento no éramos conscientes:

-Bollería industrial: madalenas, cruasanes, pastelitos…

-Platos precocinados/preparados:

-Cereales

-Salsas

-Queso

-Sopa y caldo

Estos son algunos de los ejemplos que podemos encontrar en el mercado, pero ¿porqué no hacemos la prueba? Acércate a tu nevera y/o despensa y echa un vistazo a las etiquetas de los productos y comprobarás que la gran mayoría contienen sal.

No siempre nos lo ponen como tal, a veces lo expresan como sodio. Si queréis saber vuestro consumo diario debéis hacer la conversión, es la siguiente:

SAL= sodio x 2,5

De este modo si está en gramos de sodio, lo expresamos todo en sal y obtenemos la misma unidad. Se trata de fijarse en las etiquetas y calcular cuántos gramos de ese alimento consumimos en ese momento, para calcular la sal de los alimentos naturales (frutas, verduras y demás) hay una tabla adjunta en este post:

http://www.plancuidatemas.aesan.msssi.gob.es/pdf/tabla.pdf

Para calcular nuestro consumo de sal al completo, debemos pesar también nuestro salero: por ejemplo, si queremos calcularlo durante tres días, pesaremos el salero el primer y último día, haremos la resta y hallaremos la SAL VISIBLE o ADICIONADA. Así la suma de la SAL VISIBLE+INVISIBLE nos va a dar la SAL TOTAL.

Y ¡recordad! Un consumo superior a 5 gramos al día es peligroso. Según la AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición) se toma de media unos 9,8 g de sal diarios. Debemos concienciarnos y hacer el cambio en nuestros hábitos alimentarios, si tenéis pequeños en casa es bueno educarlos para que de mayores no tengan preferencia por el sabor salado y sepan comer de forma saludable. Se trata de leer antes de comprar, controlar el consumo de sal y sustituir por especias u otros similares.

8 Respostes a “Sal: ¡Calcula tu consumo!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *